Alianzas:

 
Detalle de contenido

En foro organizado por Chile 21
Analizan la crisis de representación y los movimientos sociales
11-11-2011

El director del Centro de Investigación Sociedad y Políticas Públicas de la Universidad de Los Lagos señaló que “la novedad en Chile es la escisión entre esta movilización social, y la política y los mecanismos de representación política”.

Un análisis sobre la situación de Chile en el contexto actual de las movilizaciones, realizó el director del Centro de Investigación Sociedad y Políticas Públicas de la Universidad de Los Lagos, Gonzalo Delamaza, en el VI Foro Anual del Progresismo que organiza la Fundación Chile 21.

 

En el panel titulado “El progresismo en los tiempos de crisis de representación” participaron también el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica de Chile (FEUC), Giorgio Jackson; el director del Programa Derechos Indígenas de la Fundación Chile 21, Domingo Namuncura; y la directora de programas de la Fundación Friedrich Ebert, Bet Gerber, quien ejerció como moderadora.

 

Al abordar lo que está sucediendo en el país, Delamaza señaló que actualmente hay un sector social movilizado, sin embargo recordó que esto ha sucedido en otros momentos de nuestra historia. “La novedad en Chile es la escisión entre esta movilización social, y la política y los mecanismos de representación política”, dijo.

 

Indicó que “nuestra sociedad civil en el siglo XX tuvo una relación de tensión, pero de vínculo, con los mecanismos políticos. Además, de las grandes movilizaciones en el siglo XX surgieron los actores políticos”.

 

A su juicio, “la crítica fuerte al sistema de partido y a los partidos, siempre ha estado teñida de una expectativa no cumplida; o sea, es una crítica respecto de lo que se espera de ellos. Hay muchos contextos en América Latina donde nadie espera nada de los partidos políticos, nadie piensa que eso va a resolver nada. En Chile sí se pensaba eso, y eso tenía una experiencia histórica. En cambio hoy estamos marcados por la desconfianza y por una divergencia”.

 

Respecto al hecho de que son los jóvenes los que han liderado las movilizaciones, apuntó al hecho de que este grupo no se ha inscrito para participar en los procesos electorales y ello “era un cheque a fecha del sistema político chileno, en la medida que el universo electoral siga envejeciendo y que no se reformaba. La diferencia es que ese sector ahora está movilizado”, señaló.

 

Delamaza puntualizó que “tenemos una demanda ciudadana que reclama una resolución política y no tenemos los actores que lo puedan encarnar y que puedan hacer un diálogo donde se pudiera reconstruir a corto plazo eso”.

 

En este contexto, advirtió que “ahora la envergadura del desafío es una oportunidad sumamente interesante, estimulante, pero no sencilla, porque reclama un tipo de mecanismos e instituciones que en Chile no conocemos. Cuando se dice en Chile: plebiscito para la educación, nunca se ha hecho. Cuando se promueve la Asamblea Constituyente, nunca se ha hecho. Eso no quiere decir que no se pueda hacer, pero hay que crearlas. No es recurramos a lo que tenemos, si no que es pensar en otros términos”.

 

Concluyó diciendo que “lo que va a definir la coyuntura más a mediano plazo es si surgen actores viejos y nuevos, capaces de encarnar estas demandas e instalarlas de una nueva manera en una dinámica que va a ser más social y política, más descentralizada, más heterogénea y probablemente más precaria también”.

 

Por su parte, el presidente de la FEUC indicó que el descontento que se expresa en las calles a través de las movilizaciones, surge por la desigualdad y desde esa base se instala el tema de la educación, como “la madre de todas las batallas”.

 

Demandó un mayor grado de humildad por parte de los partidos políticos y consideró que la situación que se observa de una divergencia entre los movimientos sociales y los partidos políticos no es deseable, pero se produce porque hay “una desconfianza profunda”.   



Domingo Namuncura, Bet Gerber, Gonzalo Delamaza y Giorgio Jackson dialogaron sobre los movimientos sociales.

  « Volver


 











Fono: (56 - 02) 675 3076- República 590 - Santiago