Alianzas:

 
Detalle de contenido

"Nuevos movimientos ya son una innovación social"
23-06-2011

Entrevista a Francisco Tancredi, ex director del programa para América Latina y el Caribe de la Fundación Kellogg, sobre movimientos sociales actuales y buenas prácticas ciudadanas.

Los últimos meses han estado marcados por la intensa actividad social en las calles del mundo. Desde las revueltas en África del Norte a comienzos de año, los Indignados 15-M en España y las protestas debido a la crisis de Grecia, además de todos los movimientos medioambientales, estudiantiles y de derechos civiles en Chile, la ciudadanía se ha expresado en sus más diversas formas. Conversamos con Francisco Tancredi, ex director del programa para América Latina y el Caribe de la Fundación Kellogg sobre estos movimientos y su relación con la promoción de la Innovación Ciudadana, a propósito del Seminario “Innovación Social: una nueva mirada a las Políticas Públicas” realizado en la Universidad Católica.

¿Cómo relacionamos estos movimientos sociales mundiales con las innovaciones sociales que promueve en su libro “De la innovación social a la política pública”?

Estos nuevos movimientos ya son una innovación social: la formación de las redes sociales son fenómenos sociales relativamente nuevos y que han cambiado la cara del mundo, con una fuerza increíble de movilización de la gente. Y al mismo tiempo son en sí una buena representación de lo que es innovación social: ellos son un instrumento, un canal para acelerar los procesos sociales, porque las ideas que fluyen son de una velocidad increíble, la capacidad de movilización de la gente es muy grande.  

¿Cómo pronostica que se desarrollarán estos movimientos? ¿Se convertirán en innovaciones y buenas prácticas que lleguen a proponer nuevos modelos de políticas públicas?

Buenas ideas diseminadas a través de las redes sociales dan más posibilidad hoy día de reproducirse, replicarse. El mundo de hoy es muy diferente a lo que era a cuando comenzamos a premiar proyectos, es muy difícil que uno haga una proyección de lo que podría pasar, pero es fantástico.

¿Podrían ser estos movimientos un canal para diseminar las buenas prácticas? Yo no sé, pero más que eso, son buenos para tomar temas muy actuales. Para tomar un tema actual y hacerlo local.

¿Podrán las redes sociales efectivamente provocar cambios en las políticas públicas de los países?

Se puede tomar ejemplos muy recientes de movimientos políticos en Irán, en Oriente Medio, etc, y la velocidad con lo que esto circula y moviliza a la gente, y que el gobierno de Irán tomó determinadas decisiones después de la presión social, que circuló todo desde teléfonos móviles, Facebook, Twitter, etc. Pero aparte de estas redes hiperdinámicas, hay otras redes que no tienen el hiperdinamismo que funcionan como muy buenos mecanismos para la diseminación de innovaciones sociales, que son las organizaciones de la sociedad civil, de los financistas privados de los proyectos sociales, y a través de ellas se puede diseminar buenas prácticas efectivamente. Como este Programa (Ciudadanía y Gestión Pública) que trabaja con el tema y es uno de los canales donde uno puede encontrar estos buenos ejemplos.  


  « Volver


 











Fono: (56 - 02) 675 3076- República 590 - Santiago